Fuerza ficticia

La apreciación de la naturaleza depende del marco de referencia desde el que se observa. Por ejemplo, cuando un bus se desplaza velozmente, se puede decir respecto a un marco de referencia ubicado en la tierra, que los pasajeros que van en el bus tienen una gran rapidez; sin embargo, si el marco de referencia está ubicado en el bus, los pasajeros tienen rapidez cero.

Esta situación también es aplicable a las fuerzas, por ejemplo, cuando un auto toma una curva (sistema en rotación). En ese momento, en el marco de referencia giratorio del auto, el conductor o un pasajero están sujetos a la acción de la fuerza centrípeta del auto y de una fuerza centrífuga, que tiende a que ellos se muevan hacia fuera de la curva. Esta fuerza centrífuga no está provocada por la acción de otra masa y no tiene contraparte en una interacción, se trata de un efecto de la rotación. A una fuerza aparente como esta se le da el nombre de fuerza ficticia, debido a que no es real, sino que se debe a un marco de referencia acelerado.

Fuerza ficticia

Fuerza ficticia. Desde el marco de referencia del pasajero, al tomar la curva, parece que una fuerza lo empuja hacia la puerta (fuerza ficticia). En relación al marco de referencia de la Tierra, el asiento del auto aplica una fuerza al pasajero hacia la izquierda, lo que hace que se mueva con el auto.