Formas de electrizar un cuerpo


Un cuerpo eléctricamente neutro se electriza cuando gana o pierde electrones. Para que esto ocurra, debe existir un flujo de cargas desde o hacia el cuerpo. Existen tres formas de electrizar un cuerpo: electrización por frotamiento, contacto e inducción. En todos estos mecanismos siempre está presente el principio de conservación de la carga y la regla fundamental de la electrostática.

a. Frotamiento

En la electrización por fricción, el cuerpo menos conductor saca electrones de las capas exteriores de los átomos del otro cuerpo, quedando cargado negativamente, y el que pierde electrones queda cargado positivamente. En el caso del teflón, como todas las cintas quedan con cargas de igual signo, estas se repelen entre sí.

Frotamiento

Electrizar un cuerpo por Frotamiento

b. Contacto

Al tocar un cuerpo conductor con otro cuya carga neta es no nula o al unirlos mediante un cable, aquel cuerpo que presente un exceso relativo de electrones, los transferirá al otro. Al finalizar la transferencia ambos cuerpos quedan con carga del mismo signo. En la imagen se observa el proceso de carga de una esfera inicialmente neutra (1) cuando se pone en contacto con una barra cargada negativamente. Se puede notar que la transferencia de cargas a la esfera equivale a anular sus cargas positivas.

Contacto

Electrizar un cuerpo por Contacto

c. Inducción

Al acercar un cuerpo cargado (inductor) a un conductor neutro, los electrones de este último se mueven de tal manera que se alejan o aproximan al cuerpo cargado siguiendo la regla fundamental de la electrostática, de tal manera que el conductor queda inducido. Si el cuerpo inducido se pone en contacto con tierra, adquiere carga porque los electrones se mueven desde o hacia tierra. Si se retira el contacto y luego se aleja el cuerpo inductor, el cuerpo, que inicialmente estaba neutro, quedará electrizado con carga distinta a la del inductor.

Inducción

Electrizar un cuerpo por Inducción